Saltar al contenido

Cómo hacer un cortometraje con poco dinero en 2022 sin morir en el intento

«Si tuviese una mejor cámara», «Si pudiese rodar en aquella localización», «Si tuviese más dinero»…

¿Te suena esto? si eres un realizador en ciernes, es muy probable que por tu mente hayan pasado estas frases en alguna ocasión, pero ¿y si todo fuese una cuestión de perspectiva?

En este tercer y último artículo haremos una aproximación con ejemplos reales a las limitaciones más comunes a las que se enfrenta un director cuando empieza, para que, valorándolas bajo una nueva luz, veas que hacer un cortometraje en realidad es algo mucho más sencillo de lo que parece.

¿Preparado? ¡Vamos! 🚀

Concibe una historia sencilla

Es común que aquellos que quieren hacer un cortometraje por primera vez comiencen a pensar en historias que transcurren en muchos lugares diferentes, con personajes variados y tramas más o menos desarrolladas.

Para después darse cuenta de que su idea no vale para un cortometraje porque es demasiado larga y enrevesada. También excesivamente cara y difícil de producir.

Los largometrajes son complejos, contienen tramas y subtramas, puntos de giro y arcos de personajes. Los cortometrajes son una pequeña parte de un largometraje: por lo general una escena, que habla de un protagonista, un problema y una solución. 

ESCENA: se trata de una unidad específica de acción (compuesta por uno o varios planos) que transcurre en un mismo espacio y tiempo. Cuando los personajes o la acción cambian de lugar o de momento en el tiempo, se está cambiando de escena.

Así que trata de imaginar una sola escena muy bien narrada con todo lo necesario para que funcione. En una entrevista de hace algunos años, esto es precisamente lo que revela que hizo en sus inicios el director de Amores perros (2000) o Birdman (2014):

«Si puedo dirigir una sola escena, y hay una sola escena que sea correcta, que funcione, con eso me quedo contento. Para mi ese ejercicio era: voy a ver si puedo lograr que una escena de 2-3 minutos tenga todo lo que necesita para funcionar»

Alejandro González Iñárritu

Director de cine

Y es que como bien apuntó el guionista Syd Field en su ya mítico El libro del guion, cuando se piensa en una buena película, se recuerdan escenas, no la película entera. Eso es precisamente lo que debes buscar: rodar una escena memorable.

La cámara no es tan importante

Tal vez te gustaría tener un equipo de producción más completo o más profesional. Sin embargo, ahora mismo debes sacarle el máximo partido al que ya tienes. Para ello, centrate en la parte positiva y deja de lado todos los posibles inconvenientes.

Por ejemplo, el sonido es el 50% de una película, por lo que, si no tienes un equipo para grabar los diálogos con calidad, es preferible que concibas tu idea de tal forma que los personajes no tengan que hablar (una voz narrativa es una gran alternativa).

Lo mismo ocurre con la luz. Si no dispones de un kit de iluminación, o no tienes una cámara con una gran sensibilidad, trata de evitar que tu historia transcurra de noche o en ambientes poco luminosos y en su lugar opta por utilizar luz natural.

Sin embargo, hacer cine es mucho más que el equipo que vayas a utilizar. Es importante que conozcas las posibilidades reales del material de producción que tienes, pero no te preocupes excesivamente por este punto. 

En la actualidad puedes filmar un cortometraje hasta con un teléfono móvil. Tal vez te sorprenda saber que incluso Steven Soderbergh (el director de películas como Ocean’s Eleven y Traffic) rodó el largometraje Unsane (2018) en su totalidad con un iPhone 7 Plus. Como ves, no necesitas la mejor cámara ni las mejores ópticas para contar una gran historia.

Ya cuentas con la localización perfecta

Tal vez pienses que no tienes escenarios disponibles donde rodar. O peor aún, que para hacer un buen cortometraje necesitas gastar dinero en permisos de localizaciones.

La realidad es que para que un cortometraje sea bueno no necesitas rodar en muchas localizaciones diferentes. De hecho, si te fijas, es bastante común que muchas de las mejores ideas en este formato sean aquellas que están filmadas en un mismo lugar.

Además, si no dispones de los medios de producción necesarios y un equipo adecuado, filmar en muchos sitios que estén separados entre sí puede hacer que tu rodaje se complique mucho. Especialmente si has dedicado poco tiempo a la fase de preproducción.

Pack de plantillas: Preproducción 360

Para llevar a la práctica la mayoría de fases de la preproducción audiovisual te recomendamos que utilices plantillas. Ahorrarás mucho tiempo. Preproducción 360 incluye todas las que necesitas.

Piensa que desplazar al equipo y al reparto de una localización a otra, implica mínimo un vehículo y gastos en combustible, también requiere que tengas cubiertas las necesidades básicas en cada lugar, como la comida, el aparcamiento y los baños.

Sabiendo esto, trata de ser lo más creativo que puedas dentro de tus limitaciones. Hacer que el peso de tu historia recaiga en la relación entre los personajes y los diálogos es una excelente manera de producir un cortometraje en una misma localización sin prescindir de tensión dramática. 

Esto es precisamente lo que parece que pensó el director Damien Chazelle cuando decidió rodar su cortometraje Whiplash (2013), con el que consiguió financiación para más tarde producir un largometraje que tiene el mismo título.

De hecho, es posible contar historias con tensión que transcurran en una misma localización incluso sin diálogos. Prueba de ello es el cortometraje más famoso de Christopher Nolan, Doodlebug (1997), el cual lo filmó dentro de una habitación durante un fin de semana sin una sola línea de diálogo.

Piensa que las localizaciones están literalmente en todas partes. Todo lo que te rodea es un potencial set de rodaje. En muchos casos con un valor único el cual solo debes aprender a identificar.

Si vives en un pueblo de montaña, tenlo en cuenta como posible escenario. Para ti es algo cotidiano, pero ¿te has parado a pensar que un gran estudio de Hollywood tendría que gastar bastante dinero si quisiese una localización similar para alguna de sus películas?

«La situación de cada uno es única, y lo que he aprendido es que, en lugar de copiar el modelo de otro para una película de bajo presupuesto, tienes que mirar lo que realmente tienes disponible y ver cómo puedes contar la historia que quieres contar utilizando las cosas que tienes a tu alrededor»

Christopher Nolan

Director

Cada país, y en última instancia cada región, tiene sus propias características únicas. Existen bosques, castillos, cementerios e incluso fábricas abandonadas donde puedes rodar gratis. También hay praderas enormes, cuevas y playas. 

De nuevo piensa al revés. Si crees que tu historia debe transcurrir en un sitio difícil de conseguir; vuelve a mirarla y piensa cómo puedes adaptarla para hacerla realidad en una localización que ya tengas de forma gratuita. ¡Moldea tus ideas para que se adapten a lo que ya tienes!

El reparto de tu cortometraje

De nuevo, no pienses en un cortometraje como si se tratase de un largometraje. Los cortos tienden a tener como objetivo transmitir una sola idea de manera poderosa. Para esto, uno o dos actores ya te ofrecen una enorme cantidad de posibilidades. 

De hecho, en un cortometraje el reparto debe ser más bien pequeño. Desde un personaje a máximo cuatro, y solo caracterizados al detalle los principales, relegando el resto a un segundo plano, especialmente si no tienes presupuesto o este es muy reducido. 

Por su parte, encontrar personas que quieran interpretar un papel en tu proyecto es más sencillo de lo que piensas. Seguro que ya se te ha ocurrido contar con amigos o familiares, y en contra de lo que algunos dicen, no es una mala idea, de hecho, muchos directores de cine comenzaron de esta manera.

Un ejemplo es el propio Wes Anderson, el cual hizo sus primeros cortometrajes protagonizados por él mismo y sus hermanos. O Robert Rodríguez, que rodó su cortometraje Bedhead (1991) también con sus hermanos como actores. 

Otra opción es investigar qué teatros y escuelas de interpretación hay en tu localidad. Muchos actores de teatro y estudiantes de arte dramático estarán encantados de colaborar en tu proyecto a cambio de tener un trabajo de calidad que mostrar después. 

Las posibilidades son varias, pero si tienes algo de presupuesto, aquí es uno de los mejores sitios donde lo puedes invertir, aunque sea pagando el mínimo. Contar con personas que sepan interpretar puede elevar la calidad de tu cortometraje exponencialmente.

Piensa que, si tu idea se desarrolla en una ubicación con uno o dos personajes, la facilidad para rodarla será enorme. Como ves, una de las claves está en mantener al mínimo las localizaciones y el reparto.

El equipo técnico de tu cortometraje

Hacer un cortometraje es un trabajo de equipo. De esto no cabe duda. Sin embargo, en ocasiones es algo que sencillamente no puede darse por muchos motivos diferentes.

La pregunta que puede que te estés haciendo ahora mismo es, «¿Cuántas personas como mínimo son necesarias para hacer un cortometraje?». La respuesta corta es una. La respuesta larga es depende del cortometraje.

No es lo mismo un proyecto que requiere iluminación artificial, en el que hay que grabar sonido directo y el equipo es una cámara de cine ARRI ALEXA. Que un cortometraje en el que se va a utilizar iluminación natural, no es necesario grabar sonido directo y se emplea una GH5.

En un cortometraje sencillo, un equipo mínimo de tres o cuatro personas es suficiente para cubrir todos los roles esenciales, aunque una sola persona, si le dedica tiempo suficiente a la fase de preproducción y es creativa, puede lograr resultados increíbles.

Prueba de esto último es el cortometraje Writer’s Block (2014) del realizador Bob Lorrimer, con el que hemos tenido el placer de intercambiar algunos emails. Un campo de girasoles y una cámara GH4, fue todo lo que necesitó para producir él solo (incluida la interpretación) una sátira del poeta inglés William Wordsworth que ganó varios premios.

Sin contemplar un escenario tan extremo, si planeas grabar diálogos y entiendes un mínimo de fotografía, tú mismo podrías hacer de director y de director de fotografía, por lo que solo necesitarías alguien que entienda de sonido para grabar el audio con calidad y un asistente de producción. 

Como puedes ver, es relativamente fácil rodar un cortometraje si lo adaptas desde un inicio a las posibilidades de un grupo pequeño, utilizando una o dos localizaciones y pocos actores. 

Así que no te agobies pensando que necesitas un numeroso equipo de personas, porque se trata de una creencia tan antigua como falsa, heredada del estilo de rodaje de Hollywood donde el cine es tratado exclusivamente como un negocio y se invierten millone$.

No hagas tu corto demasiado largo

Esta no es una limitación física como las anteriores, más bien una inherente al formato del cortometraje en sí. Es probable que no te afecte en absoluto, pero conviene que la conozcas. Sobre todo si planeas presentar tu corto a festivales de cine.

Dependiendo del país donde te encuentres, la duración máxima para un cortometraje puede variar. Por ejemplo, en Estados Unidos se consideran cortometrajes aquellas películas originales que tienen una duración de 40 minutos o menos, incluidos los créditos. En cambio, en España, se consideran cortometrajes aquellas obras con una duración inferior a 60 minutos.

En paralelo a las duraciones establecidas de cada país, existe una realidad muy diferente: los festivales de cine, los cuales reciben cientos de cortometrajes. Todos ellos compitiendo por un lugar en lo que será una programación de apenas dos horas. 

«Aunque muchos festivales admiten cortometrajes con una duración límite de 30 o 40 minutos, la realidad es que luego seleccionan muy pocos cortos con estas duraciones»

Ismael Martín

Experto en distribución de cortometrajes

El motivo de la anterior frase es que los festivales de cine desean apoyar al máximo número de realizadores que puedan. Esto significa que, si aceptan un cortometraje de 30 minutos, otros seis de 5 minutos no se proyectarán.

Lo que nos lleva a una conclusión sencilla: cuando la duración de un cortometraje supera cierto número de minutos, las probabilidades de que sea seleccionado se reducen de forma drástica.

Tal y como dice Ismael en este fantástico artículo sobre la mejor duración para distribuir un cortometraje, si haces un corto que no supere los 20 minutos, podrás participar en aquellos festivales que admiten menos de 20 y menos de 30 minutos, favoreciendo que sea seleccionado en más sitios. Si superas los 30 minutos, las posibilidades para darlo a conocer se reducen bastante. 

La parte positiva es que, si concibes desde el principio tu cortometraje teniendo en cuenta la duración, puedes hacer que el tiempo juegue a tu favor en aras de una mayor visibilidad en festivales. Después de todo, una película no es una película hasta que un público la ha visto.

Entonces, ¿Cómo hago un cortometraje si no tengo dinero?

Si quieres producir un cortometraje gratis, debes ser consciente de todo lo que ya tienes sin necesidad de gastar un céntimo y después pensar en cómo puedes contar la historia que quieres contar con lo que ya tienes. La esencia de esto es la misma que la de un presupuesto inverso, la técnica con la que Robert Rodríguez hizo su ópera prima El Mariachi (1992).

«Cuando eres tu propio equipo y no tienes recursos, ni dinero, la creatividad tiene que ocupar un lugar central»

Robert Rodríguez

Director de cine

En vez de elaborar un presupuesto convencional enumerando todos los gastos de producción y después sumarlos para estimar una cifra, en un presupuesto inverso se hace justo lo contrario: se fija una cifra total máxima y se adapta toda la producción a esa cantidad. Esto es aplicable también para recursos materiales.

Haz una lista de recursos materiales

Si bien lo siguiente puede parecer un planteamiento restrictivo, se trata de una excelente manera de realizar un cortometraje cuando tienes pocos recursos. Un cambio en la forma de pensar para comenzar a concebir cualquier limitación como un desafío creativo en lugar de como un obstáculo. Y es que como decía Orson Welles, el enemigo del arte es la ausencia de limitaciones.

Categorías de elementos que debes tener en cuenta

Utiliza las siguientes categorías de elementos para hacer un inventario de todos los recursos con los que cuentas sin gastar dinero o que sepas que puedes conseguir de forma fácil. Incluido el material de rodaje. Este ejercicio revelará tus limitaciones a nivel de producción, pero también establecerá una «zona de acción gratuita» dentro de la cual operar:

  • Material de producción: piensa en cada fase del proyecto y escribe todo el material técnico del que ya dispones. Cámara, ópticas, grabadora de sonido y micrófono, luces, ordenador. Todo.
  • Localizaciones: tal vez algún familiar sea el dueño de un lugar interesante en el que puedes rodar. Un jardín, un bosque, una librería. Dedica un momento a pensar en esto y anota las localizaciones que se te ocurran.
  • Posibles actores: anota el nombre de cualquier persona que conozcas que estaría dispuesta a ponerse delante de una cámara e interpretar un personaje si se lo pidieses. No hace falta que sean actores profesionales.
  • Equipo técnico: escribe el nombre de las personas que están dispuestas a ayudarte, tanto en la preproducción como en el rodaje y la postproducción. No es necesario que dediquen a la producción audiovisual.
  • Objetos únicos: anota el nombre de cualquier objeto que tenga alguna característica única o que consideres un mínimo fuera de lo común. Una guitarra, una espada antigua, un telescopio.
  • Vestuario: más allá de la ropa convencional que tengas, escribe cualquier tipo de vestimenta, prenda o complemento especial que tengas o que sepas que puedes conseguir.
  • Vehículos: escribe todos los vehículos que podrías utilizar, tanto como herramientas de producción como para el decorado. Un coche, una motocicleta, tal vez incluso tengas acceso a algo poco común.
  • Animales: anota cualquier animal que pueda formar parte de una historia. Perros, gatos, roedores. Piensa que los animales, más allá de aparecer en escena, pueden representar ideas metafóricas.

4.8/5 - (11 votos)
Configuración